Español Catalano Italiano French English
Leyendas de Girona : las manzana de San Narciso

Leyendas de Girona : las manzana de San Narciso

Asociación Informadores Turísticos de Cataluña

TURISMO GIRONA. Leyenda de las manzana de San Narcís

La inundación de los ríos ha sido un mal recurrente en Girona.
Cuando el Onyar se desbordaba inundaba las calles bajas hasta a la plaza del Vino, y por lo tanto se construyeron algunos puentes de socorro y de agujeros en las paredes de modo que el agua pudiera fluir. En tiempo de Pedro el Ceremonioso que dio' el permiso de engrandecer la ciudad cerca del Onyar, los problemas de las inundaciónes se volvieron más graves.

Pero si los remedios tecnológicos de la época no bastaron existió uno que indudablemente tendría una eficacia sobrenatural.

Consistió en donar al río manzanas, anteriormente bendecidas durante la Fiesta de San Narciso.
Un ritual antiguo de la época romana, describió sacrificios humanos que fueron ofrecidos al río Tiber cuando éste amenazaba con romper los diques de contención.

Con el tiempo ya' no fue necesario sacrificar a esclavas o puras niñas, que fueron reemplazadas con imágenes, o que más tarde durante la época cristiana, con pan bendecido o cosas parecidas.

También los frailes de la cofradía de San Narciso que poseyeron un campo cercano a Banyoles, tuvieron la idea de plantar árboles de Manzanas, que como todos saben, representa o simboliza al hombre.
Fueron puestas sobre el sepulcro del santo para ser sucesivamente bendecidas. Luego sucesivamente fueron dadas a cambio de limosnas durante la fiesta de San Narciso que dura más bien una semana, ocho días, e inicia un día antes del 29 de octubre.
La creencia popular de la época fue que las manzanas donadas al río evitaran el peligro de inundación.

Seguro que todos contribuyeron en este negocio, de especial modo, los que vivían cerca del río, que les convencían hacer este gasto para poder tener una cierta cantidad de manzanas en su despensa.

A San Narcís, famoso en Catalunya, también se le reconoce por la ayuda en la eliminación de la llaga de los saltamontes.